¿Qué es el seguro de salud familiar y cuáles son sus ventajas?

El seguro de salud familiar, entre otras cosas, otorga un acceso mucho más rápido a las prestaciones y servicios médicos, consultas a especialistas, urgencias y pruebas diagnósticas, además de ofrecer la posibilidad, tanto a la persona asegurada, como a su familia de elegir el médico de cabecera, el pediatra y los expertos a los que acudir.

La tranquilidad que ofrece un seguro familiar de salud no es otra que la de saber que la seguridad de los más pequeños de la casa, así como la del resto de componentes del núcleo familiar que estén incluidos en la póliza siempre queda cubierta.

¿Qué es el seguro de salud familiar?

Los seguros de salud para la familia hacen referencia a todas aquellas pólizas que están destinadas a proteger a los asegurados de todos los riesgos que, si se producen, puedan ocasionar perjuicios tanto a él, como al resto del núcleo familiar, independientemente de que estos sean de salud o económicos.

Ventajas del seguro de salud familiar. ¿Por qué contratarlo?

El seguro de salud familiar es una inversión muy rentable. Y es que, ni tu salud ni la de tu familia tiene precio. Contratar un seguro familiar de salud es sinónimo de tranquilidad y estabilidad. A continuación, mencionaremos y explicaremos más en profundidad algunas de las principales ventajas que supone la contratación de un seguro de salud para familias.

  1. Disfrutar de mayor tranquilidad. El hecho de adquirir un seguro de salud familiar ofrece la posibilidad de que tanto la salud del asegurado, como la de todos tus seres queridos esté completamente cubierta ante cualquier imprevisto o incidente que pueda ocurrir.
  2. Mayor flexibilidad de atención médica. Tener un seguro de salud familiar aporta mucha flexibilidad. Y es que, contar con él hará que podamos disfrutar de un completo cuadro médico y servicio de urgencias durante las 24 horas del día, además de poder elegir el profesional sanitario que nos atienda y la instalación o centro médico a la que acudir.
  3. Consigue un mayor ahorro económico. Normalmente, contratar un seguro de salud para familias permite pagos fraccionados, los cuales aportan mayor comodidad y desahogo.

¿Cómo elegir el mejor seguro de salud familiar?

A la hora de elegir un seguro de salud familiar será imprescindible tener en cuenta una serie de factores. A continuación, mencionaremos algunos de los elementos en los que más será necesario fijarse a la hora de elegir aquel seguro de salud para familias que mejor se adapte tanto a nuestros intereses, como a los de nuestros seres queridos.

  1. Valorar las necesidades. Actualmente, existen infinidad de seguros. Cada uno de ellos presenta unas características y particularidades concretas entre las que será necesario elegir aquellas que más convengan a la familia. De esta forma, se configurará la póliza que protegerá tanto nuestra salud, como la de todas las personas que conforman el núcleo familiar.

Es importante tener en cuenta que no todas las familias tienen las mismas circunstancias, por lo que saber elegir aquellas coberturas que más se ajusten a lo demandado será imprescindible de cara a conformar la póliza del seguro.

  1. Revisar el cuadro médico del seguro de salud familiar. No todas las aseguradoras ponen a tu disposición la misma cantidad de centros y especialistas médicos. Antes de contratar un seguro de salud para familias es imprescindible conocer aquellos centros médicos que lo conforman, así como los especialistas sanitarios que forman parte de él. Es de vital importancia saber las especialidades incluidas en cada seguro antes de su contratación, ya que no todas las compañías ofrecen aquellas que necesitamos.
  2. Coberturas que ofrece el seguro de salud familiar. Es fundamental tener en cuenta las coberturas que incluye cada seguro de salud familiar. A fin de cuentas, la póliza del seguro de salud para familias tan solo incluirá aquellas prestaciones que se hayan contratado, quedando fuera el resto. Para ello, saber cuáles incluir será fundamental conocer los intereses y las necesidades de cada una de las personas que componen el núcleo familiar, así como las del propio asegurado.
  3. Conocer los copagos. En función de las necesidades de cada familia, habrá casos en los que se contrate un seguro de salud familiar sin copago y otras situaciones en las que se adquiera un seguro de salud para familias con copago. Las diferencias entre uno y otro son amplias, por lo que, tal y como hemos mencionado anteriormente, valorar cuáles son las necesidades de cada uno de los miembros de la familia, así como las de la persona asegurada es algo imprescindible. También será fundamental, antes de la correspondiente contratación de la póliza, ser conscientes de las condiciones establecidas en el contrato del seguro de salud para familia, ya que existen ocasiones en las que las compañías aseguradoras imponen una serie de límites y restricciones, quedando al descubierto ciertas coberturas.
  4. Cobertura internacional. Asistencia en el extranjero. Es importante conocer si la póliza del seguro de salud familiar incluye cobertura en el extranjero ante cualquier incidente que pueda ocurrir, especialmente si se va a viajar con frecuencia o si se va a pasar una temporada fuera del país de origen.
  5. Periodo de carencia. Se entiende como periodo de carencia el tiempo que pasa desde que se produce la formalización del contrato hasta que tanto la persona asegurada, como el resto del núcleo familiar puede acceder a los servicios. Este periodo de tiempo se mide en meses y varía en función del tipo de servicio adquirido.

En definitiva, contar con un seguro de salud para familias es fundamental de cara a garantizar la seguridad de la persona asegurada y la de todos aquellos seres queridos que pertenezcan a su núcleo familiar y estén incluidos en la correspondiente póliza. El hecho de contratarlo conlleva una gran cantidad de ventajas entre la que destacan la tranquilidad, la flexibilidad y el ahorro económico.

Ahora bien, antes de proceder a su contratación será imprescindible tener en cuenta una serie de factores que son considerados de vital importancia, tales como, la cobertura internacional, el periodo de carencia o la existencia de copagos.

Si tienes algún tipo de duda y quieres resolverla, ¡ponte en contacto con nosotros! Nuestro gran equipo de expertos y profesionales estará encantado de asesorarte sobre la decisión que mejor se adapte a tus necesidades y a la de todos los seres queridos que forman parte de tu núcleo familiar y están incluidos en la póliza.